N°201 Coche BAHRAIN RAID XTREME

SEBASTIEN LOEB

(fra) 1.71m / 68kg

Aficiones

Sport automobile, hélicoptère

Sponsors

Red Bull, BRX, Sébastien Loeb Racing

2022 : 2e (2 victoires d’étapes)
2021 : Abandon étape 8
2019 : 3e (4 victoires d’étapes)
2018 : Abandon (1 victoire d’étapes)
2017 : 2e (5 victoires d’étapes)
2016 : 9e (4 victoires d’étapes)

2022 : Abu Dhabi Desert Challenge (8e) / Rallye du Maroc (56e) / Andalucia Rally (1er) / 2e du W2RC
2021 : Baja Aragon (7e) / Championnat Extreme-E
Neuf fois champion du monde WRC (en 2001 et de 2004 à 2012)
3e du championnat du monde WTCC (en 2014 et 2015)
2e des 24 Heures du Mans (2006)
4e du championnat du monde de Rallycross (en 2017)
Vainqueur de Pikes Peak en 2013

Interview

«Todo va como tiene que ir»

El mejor piloto de rally de todos los tiempos optó en 2016 por mantener un perfil modesto que se corresponde bien con su personalidad discreta y reservada para abordar el reto del Dakar, pero una vez al volante de su Peugeot 2008 DKR, su conducción habló por sí sola. Surgió enseguida la pregunta de si llegaría a vencer en su primera participación, como ya hiciera Ari Vatanen en 1987. Sin embargo, el piloto alsaciano tuvo un accidente y, en años posteriores, algunos errores cruciales de navegación, la lesión de su copiloto y los problemas mecánicos se aliaron para destrozar sus esperanzas de victoria. Es decir, fue víctima de todo el abanico de contratiempos que pueden hacerle la vida imposible a los aspirantes al título en el Dakar. No obstante, el nonacampeón del mundo no tira nunca la toalla y siguió adelante cuando la aventura de Peugeot llegó a su fin. Primero en 2019 al volante de un 3008, presentado esta vez por PH Sport, con el que obtuvo un segundo podio final en el Dakar (3ª posición). Después, en 2021 se dejó seducir por el ambicioso proyecto de la escudería Bahrain Raid Xtreme, dirigido por un equipo ProDrive que cuenta en su haber con numerosos títulos WRC. No obstante, Loeb no explotó al máximo las posibilidades del Hunter hasta el año pasado, cuando llegó a perseguir de cerca a Nasser Al-Attiyah como único adversario para, al final, encaramarse al segundo escalón del podio. Tras la cita saudí, el duelo se extendió a toda la temporada de W2RC, con una confrontación mucho más ajustada porque el francés llegó a dominar por un punto la clasificación después de la prueba de Abu Dabi. Al final, el «cero» obtenido en la clasificación general del Rallye du Maroc después de sufrir dos problemas técnicos (aun llevándose 12 puntos en las etapas) le privó de participar en la batalla final por el título, pero Loeb y su copiloto Fabian Lurquin consiguieron imponerse en el Rally de Andalucía y, por lo tanto, siguen en racha. De cara al Dakar, no solo tendrán que vérselas con el campeón del mundo catarí, sino también con al auge fulgurante de unos Audi que ya prometían mucho el año pasado en manos de Stéphane Peterhansel, Carlos Sainz y Mathias Ekström. La victoria en el Dakar es el título que le falta a Loeb en su colección.

S.L.: «Estuvimos en la brecha tanto en el Dakar como el resto de la temporada. En rendimiento puro, estuvimos a la altura de Nasser Al-Attiyah y Mathieu Baumel, y eso está bien. Para ganarles, hay que hacer una carrera perfecta. Cometen muy pocos errores, como si presintiesen los peligros. En algunos terrenos puedo ser más rápido que él, pero no en todos: la cualidad de su forma de conducir que me gustaría tener yo es lo bien que lee el terreno en las grandes planicies onduladas y en las dunas, cuando no hay visibilidad. Le viene de su amplia experiencia en el desierto, claro.
Por nuestra parte, también hemos tenido problemas de fiabilidad, pero se fueron resolviendo conforme avanzaba la temporada y lo lógico es que no vuelvan a aparecer en el Dakar. Es decir, estamos mejor preparados que el año pasado, sobre todo porque, por ejemplo, hemos podido mejorar la colaboración dentro del auto con Fabian. Todo va como tiene que ir. Sabemos que los Audi van a llegar también muy fuertes, pero nos hemos preparado a conciencia. Es importante que tengamos regularidad, porque somos un equipo bastante joven en la disciplina.
Me he subido tres veces al podio y siempre me llevo alguna etapa, pero nunca he ganado la carrera. Hay que conseguir evitar todos los problemas, todos los errores, y además el Dakar de este año parece exigente. Es mi objetivo principal, por el que llevo luchando varios años».

Vehículo

BAHRAIN RAID XTREME

PRODRIVE HUNTER
BAHRAIN RAID XTREME

  • PRODRIVE
  • HUNTER
  • Prodrive
  • BRX
  • T1+: Prototype Cross-Country Cars 4x4

Clasificación 2023

Síguenos

Recibe información exclusiva del Dakar