Una treintena de vehículos participarán en la primera edición del Dakar Classic, una competición de regularidad para automóviles y camiones de los años 80 y 90. Los amantes de los vehículos históricos encontrarán en esta modalidad una nueva manera de vivir la aventura. Y los más nostálgicos podrán ver nuevas imágenes de un espectacular Buggy Sunhill o de los Range Rover V8 de pura raza atravesando el desierto a toda velocidad.

MOTORSPORT - RAID 1980 - PARIS ALGER DAKAR - PHOTO : DPPI CAR - N∞137 - FREDDY KOTTULINSKY (CH) - GERD LOFFELMAN / VOLKSWAGEN ILTIS - ACTION - WINNER
MOTORSPORT - RAID 1980 - PARIS ALGER DAKAR - PHOTO : DPPI CAR - N∞137 - FREDDY KOTTULINSKY (CH) - GERD LOFFELMAN / VOLKSWAGEN ILTIS - ACTION - WINNER
PARIS DAKAR 1993 - PHOTO: DPPI
SABY / MITSUBISHI PAJERO
PARIS DAKAR 1993 - PHOTO: DPPI SABY / MITSUBISHI PAJERO

Las leyendas respetan el crono

El Dakar de los años 80 y 90 trae inevitablemente a la memoria imágenes y recuerdos que forjaron el ADN de la prueba. Estos vehículos que hicieron historia quedan lejos de sus nuevos rivales en la prueba moderna, pero aún no han dicho su última palabra y vuelven a ponerse a punto para luchar en una carrera por la regularidad en los desiertos saudíes. Cada día, varias zonas permitirán determinar una clasificación basada en el promedio de tiempo establecido según el terreno por el que se haya transitado. Los «Classic» no correrán contra el crono, sino con él.

Un recorrido adaptado

Un equipo de reconocimiento específico para el Dakar Classic, dirigido por el especialista en vehículos de época Yves Loubet y el antiguo copiloto de los años 80 Alain Lopes, ha diseñado un recorrido de 12 etapas paralelas a las del Dakar, con una distancia de entre 200 y 300 kilómetros cada día. Habida cuenta de la potencia y las características técnicas de los vehículos, las dificultades se han adaptado para evitar averías y sobrecalentamientos. No veremos muchos «Classic» franqueando dunas, aunque sí transitarán por algunos tramos de arena que podrían poner en apuros a los vehículos de tracción a dos ruedas menos aguerridos.

Rodando con los favoritos

El reencuentro entre pasado y presente será una realidad, puesto que los «Classic» tomarán la salida todos los días desde el vivac con los coches de Nasser Al-Attiyah, Stéphane Peterhansel, Carlos Sainz o Sébastien Loeb. Rodarán juntos una parte del trayecto por carretera para después separarse en la especial.

Un vivac como antaño en Sakaka

Los vehículos del siglo pasado se reencontrarán también con el ambiente minimalista de los vivacs africanos de los años 80 en la etapa maratón de Sakaka, donde se ha reservado un vivac específico para ellos a bastante distancia del resto. Mínimo confort, hogueras y recuerdos del pasado.