El Dakar pone rumbo al sur. Las dos últimas ediciones, en forma de tour por los desiertos saudíes., han podido dar una idea de la diversidad de los paisajes del país, que van desde los cañones y los acantilados de la región de Neom hasta los cordones de dunas que rodean Riyadh, pasando por el litoral del Mar Rojo, que ha desvelado sobre todo una infinidad de matices de azul. Para buscar las dificultades de pilotaje que ansían los maestros de la superación, el recorrido de 2022 se aventura en el Empty Quarter, tan arenoso como misterioso. En esta inmensidad de arena y dunas, los virtuosos del manillar y del volante sabrán sacar ventaja siempre que cuiden la navegación con el mismo esmero.

Un prólogo, versión arena
El tono se marcará desde la puesta en marcha de los motores. Siendo un corto ejercicio destinado a definir un orden de salida coherente para la primera etapa, los alrededores de Ha’il ofrecen ya porciones de arena significativas. Servirá para ir acostumbrándose poco a poco a un menú que será muy copioso más adelante: ¡Habrá tres etapas 100 % dunas!

Dos etapas en bucle
En algunos lugares es necesario tomarse el tiempo suficiente para explorar el potencial deportivo de los terrenos que se nos ofrecen. Este será el caso en dos ocasiones en el Dakar 2022. La fórmula ofrece además la posibilidad de que las asistencias puedan bajar el ritmo para dedicarse mejor a su misión esencial.

Etapa maratón, siguiendo la tradición
La gestión de la mecánica, así como los esfuerzos a los que se somete al organismo forman parte de los pilares del rally raid. Y esta dimensión nunca es tan decisiva como en una etapa maratón, donde se impone la facultad de autonomía, incluso en un contexto de ayuda mutua. En el Empty Quarter, las dos jornadas de esta maratón se disputarán «a la antigua usanza».



HA'IL

Es tal vez la capital de los nómadas en Arabia Saudí. Ha’il ha sido durante mucho tiempo una parada en la ruta comercial que une el Mar Rojo y Mesopotamia. La ciudad, lugar de intercambio, de pausa o de tránsito, ha desarrollado un sentido de la acogida anclado en el modo de vida. Aquí es donde se ha constituido el núcleo de los pilotos saudíes, donde el rally anual se ha convertido en la cita de referencia para toda la comunidad del rally raid.Después de haber recibido ya al Dakar en una etapa en 2020 y luego durante la jornada de descanso en 2021, Ha’il se prepara para organizar las verificaciones y la largada en 2022. Aquí se instalará un vivac de largada para poder sumergirse directamente en el ambiente.

RIYADH

Los grandes árboles frutales que dieron nombre a la ciudad en el siglo XVIII (jardines en árabe) han dado paso en gran medida a un tejido urbano con una extensión de más de 1500 km2 (frente a los 105 km2 de París o los 203 km2 de Buenos Aires) que acoge a más de seis millones de habitantes. El crecimiento demográfico constatado en la capital desde los años 70 ha ido acompañado de la construcción de varios rascacielos grandiosos con arquitectura innovadora, como la Torre de Al Faisaliah (267 m), el Kingdom Center (302 m) o el Burj Rafal (307 m). La capital del reino saudita recibió la llegada del Dakar en 2020 y se abre de nuevo como un oasis a los pilotos y a las tripulaciones de la edición de 2022… para una corta jornada de descanso.

JEDDAH

El Dakar desembarcó en Arabia Saudí en 2020 en el pulmón económico del país. Luego, en 2021, se diseñó un recorrido en bucle con salida y llegada en Yeda. Las riberas del Mar Rojo serán la recompensa a todos los esfuerzos realizados a lo largo de más de 8000 kilómetros


Para saber más...

Síguenos

Recibe información exclusiva del Dakar