Sonrisas y lágrimas para Honda

13 enero 2021 - 18:15 [GMT + 3]

En el punto de mira

Bienvenidos a otro planeta. Los movimientos geológicos tardan milenios y milenios en extraer de la tierra esculturas gigantescas con formas a veces reconocibles, a veces delirantes: un hongo allí, un mamut aquí, un tulipán allá, una pirámide acullá, por qué no una columna griega… En esta visita surrealista, la misión principal de los pilotos consistía en saber orientarse, pero el zigzagueo por las rocas no ha sido del gusto de todo el mundo, empezando por un Sam Sunderland que a punto ha estado de perder su puesto en el podio. Solamente se ha salvado por la mala suerte de Nacho Cornejo, cuyas esperanzas de victoria han quedado enterradas en el desierto justo cuando el rally se encontraba a unos cien kilómetros de los monumentos funerarios nabateos que dan fama a la región de Al-Ula. También ellos milenarios.

Lo esencial

Nadie esperaba que las cosas se torciesen. Los cuatro pilotos de Honda reunidos en torno a Sam Sunderland en el Top 5 de la clasificación general no tenían por qué imprimir un ritmo infernal para controlar una situación que se adivinaba cómoda. Y tampoco se puede decir que hayan corrido riesgos innecesarios en la etapa de hoy… pero Nacho Cornejo se ha caído en el km 252 (véase la sección “Un duro revés”) y ha tenido que abandonar la carrera en la meta de la especial, donde Ricky Brabec rubricaba el mejor crono del día y escalaba hasta la 2ª posición de la general (véase la sección “La actuación del día”). El título se decidirá ahora en una batalla sin cuartel entre el vigente campeón y su compañero Kevin Benavides, nuevo líder con 1’04’’ de ventaja. En autos, el nuevo duelo entre Stéphane Peterhansel y Al-Attityah no ha servido para revolucionar la clasificación, ya que los 49’’ regalados por el líder en su buggy Mini no han sido suficientes para derrocarlo, a la espera de las hostilidades de mañana. Por su parte, Yazeed Al-Rajhi ha aprovechado la oportunidad para embolsarse otra etapa, sabedor ya de que no cuenta con opciones al título. En quads, la etapa la ha dominado a placer un Pablo Copetti que sigue rozando el podio de la general (4º), si bien a bastante distancia del líder Manuel Andújar. Del mismo modo, la victoria en vehículos ligeros de Sergei Kariakin no perturba en lo más mínimo los planes de “Chaleco” López, quien a cambio deberá vigilar por el rabillo del ojo a un impetuoso Austin Jones que, al volante de otro Can-Am, se encuentra a 10’13’’ en la general. Martin Macík se adjudicó ayer su primera etapa y hoy se ha vuelto a imponer a los Kamaz, que aun así siguen campando a sus anchas en la general.

La actuación del día

No cabe duda de que a Ricky Brabec no le regalaron el título en una tómbola. Rezagado a casi 20 minutos del líder de la general en el día de descanso, el estadounidense no ha tardado en reaccionar y ha protagonizado una remontada fulgurante. Tras vencer en la primera parte de la etapa maratón, ya no se ha bajado del podio. Mientras tanto, sus principales rivales, es decir, Xavier de Soultrait, Toby Price y Nacho Cornejo, cometían un error tras otro, por lo que el piloto de Honda ha recuperado el terreno perdido. Al imponerse en la décima especial, Brabec ha aprovechado también la mala actuación de Kevin Benavides para quedarse a menos de un minuto de su compañero de equipo en la general. El estadounidense tendrá que abrir pista mañana en la que será la etapa más larga de esta edición, pero hoy también se ha visto obligado a hacerlo después de adelantar a Benavides y no ha sido óbice para que ganase.

Un duro revés

Los aficionados chilenos se preparaban ya para celebrar la victoria de su héroe, un Nacho Cornejo a las puertas de ganar el Dakar con tan solo 26 años gracias a sus 11 minutos de ventaja y a un dominio tan absoluto de la disciplina que no parecía obligado a arriesgar. Después de su caída, toda Iquique contuvo la respiración hasta comprobar que el piloto de su ciudad volvía a subirse a la moto. Sin embargo, la desilusión se ha hecho realidad al final de la especial. En primer lugar, porque el tiempo perdido tras la caída suponía perder la posición de líder y abría la puerta a una batalla feroz y despiadada en las dos últimas jornadas; pero sobre todo porque la noticia de su abandono ha caído como un jarro de agua fría: el piloto de Honda ha sufrido una conmoción cerebral, deberá estar en vigilancia intensiva y habrán de practicársele numerosas pruebas médicas. Quién le iba a decir al chileno que acabaría su 5º Dakar en helicóptero.

El dato: 7

Pese a que Sergei Kariakin acabó segundo el año pasado por detrás de Casey Currie, hay que remontarse a 2019 para encontrar la última victoria de etapa del piloto ruso. Al imponerse hoy, el excampeón del Dakar en quads pasa a ser el séptimo vencedor diferente de esta edición en los vehículos ligeros. De momento, la edición de 2021 ha dejado varios récords para los anales de la prueba, como por ejemplo la primera victoria de una mujer desde 2005 gracias a Cristina Gutiérrez o la del vencedor de etapa más joven del Dakar con Seth Quintero a la edad de 18 años. Cabe mencionar también a Kris Meeke, quien al igual que el dúo del equipo Red Bull Off-Road se estrena este año en la prueba. La presencia de dos debutantes y una recién llegada en la lista de vencedores de etapa de esta categoría dan buena muestra de que la lucha por el mejor tiempo está siendo encarnizada. ¡Y quedan dos etapas por delante!

Con sabor a Classic

Juan Donatiu y Pere Serrat Puig compiten en un Mitsubishi Montero que participó en el Dakar 2005, pilotado en aquella ocasión por Julia y Beatriz García, quienes fueron la única tripulación femenina de aquel año y acabaron perdiéndose en el desierto de Mauritania. Este año, la pareja española está bordando una actuación impecable y en estos momentos ocupa la 2ª posición en la general de esa carrera de la regularidad que es el Dakar Classic.

La reacción

Ricky Brabec: "Queremos ganar todos, eso es lo mejor"

El campeón actual ha dado un golpe de autoridad en la clasificación general al adjudicarse su tercera especial (prólogo incluido) mientras Nacho Cornejo sufría una caída.

“Estoy seguro de que Nacho tiene mucha presión. Liderar el Dakar no es fácil. No es una presión que te imponga el equipo, sino a título personal. Es joven y ha ido muy bien toda la semana. Ha sorprendido a todo el mundo y es el mejor navegador del rally. En el equipo se sabe que queremos ganar todos, y eso es lo mejor. Así no hay consignas de equipo”.

Síguenos

Recibe información exclusiva del Dakar