Información
  • ES EL RECORRIDO DEL DAKAR 2018 SERA PRESENTADO EL 22 DE MARZO...ESTAD ATENTOS A LAS NOVEDADES!!

Peterhansel en la cima

15/01/2017

97 motos, 22 quads, 63 coches (de los cuáles 55 SSV) y 38 camiones, es decir 220 vehículos de los 318 que partieron de Asunción, Paraguay el pasado 2 de enero, han alcanzado el podio final de Buenos Aires, instalado a los pies del edificio del Automóvil Club Argentino. En esta 39ª edición del Dakar, marcada por una larga estancia por encima de los 3500 metros de altitud sobre el Altiplano boliviano, Stéphane Peterhansel se alza vencedor tras un duelo final con Sébastien Loeb, con su otro compañero de equipo, Cyril Despres, completando un podio 100% Peugeot en la categoría coches. En motos, llega un rostro nuevo al palmarés, Sam Sunderland, que consigue la primera victoria de un piloto británico en el Dakar, delante del austriaco Mattias Walkner y el español Gerard Farrés. Los pilotos rusos se imponen en quad, con Sergey Karyakin, y, en camiones, con el retorno con fuerza de los Kamaz, liderados por Eduard Nikolaev, ganador ya en 2013.

Coches: “Peter” suma 13

Se podría decir que es el alquimista del rally raid, capaz de encontrar la dosis ideal de las cualidades necesarias para conseguir el metal con el que se forjan las victorias de un Dakar. Aunque se conoce su fórmula y todos los ingredientes (velocidad sin precipitación, regularidad, dominio de la ciencia de la navegación…), al final es Stéphane Peterhansel quien continua su camino victorioso, sumando este año un 13er título a su colección, el 7º, luciendo los colores de tres equipos diferentes, como piloto en la categoría de coches. Resultaba peliagudo designar a un líder en el Dream Team Peugeot en la salida de Asunción, pero la espectacular salida de pista de Carlos Sainz tan solo fue el primer acto de la batalla de los leones, que finalizaría con un duelo de altos vuelos entre el “Sr. Dakar” y el “Sr. Rally”. En su segunda participación, Sébastien Loeb tenía que minimizar el número y el alcance de los errores para poder plantar cara a “Peter” en un combate entre la realeza, ilustrado por el desenlace trágico para el piloto alsaciano, en Córdoba, donde sumó grandes victorias en su carrera profesional anterior. Con el título a su alcance al término de la penúltima especial, Loeb pinchaba al golpear una piedra, “como se golpean otras miles”, se lamentaba con rabia contenida. Los minutos perdidos en ese cambio de rueda, frente a los que podría haber ganado volando por las pistas que tan bien le convenían, coinciden básicamente con los que le faltan para escribir su nombre en el palmarés de la prueba. “Habrá que perseverar”, promete y admite el virtuoso piloto.

El tercer puesto de Cyril Despres en su tercer intento en coches confirma a la vez su progresión y su madurez en su nueva carrera profesional, así como la superioridad de los Peugeot 3008, que se adjudican un triplete comparable a los logrados por Mini, Volkswagen o Mitsubishi en el pasado, si no nos remontamos más allá del siglo XXI. Y no ha sido por falta de determinación de la competencia, con una batalla brillantemente librada por Nasser Al Attiyah hasta su abandono en la tercera etapa. “Nani” Roma, también al volante de un Toyota, todavía a la mitad de la carrera amenazaba seriamente con contrariar los planes Peugeot al registrar un retraso de tan solo 5 minutos frente a Peterhansel. Finalmente, el piloto catalán sucumbía a la criba en esta carrera por eliminación y termina la pie del podio, justo delante de su compañero de equipo Giniel De Villiers. Los Mini de Orlando Terranova y de Jakub Przygonsky, respectivamente 6º y 7º, a cerca de dos horas y a más de cuatro horas, sufren un duro revés y se preparan para la próxima edición. Para volver a saborear la victoria, el equipo X-Raid, al igual que el de Toyota, no se contentará con quedarse de brazos cruzados, sino que buscarán liderar la batalla del desarrollo y de la innovación al igual que Peugeot.

Motos: llega el nuevo Sunderland

En sus dos primeras participaciones en 2012 y 2014, le traicionaron la mecánica y su impetuoso pilotaje y sufría una caída poco antes de la salida de 2015. Así que, este año, Sam Sunderland se negaba a tan siquiera mencionar una posible victoria antes de que finalizara la última etapa, pese a parecer cantada relativamente pronto. El piloto, oriundo de Dorset, que jamás había terminado el rally antes, se convierte en el primer ganador británico del Dakar. Cuarto en Resistencia, tercero en San Miguel de Tucumán, segundo en San Salvador de Jujuy, Sunderland se hacía con el control de la general en Bolivia, en la meta de Oruro en la quinta etapa. El piloto de KTM, que ha despuntado en las pistas del Altiplano, ha hecho gala de una constancia inusitada, que ni siquiera sus rivales más prestigiosos han logrado emular.

El primero en claudicar fue Toby Price, ganador de la edición 2016, que se fracturaba la pierna entre San Salvador y Tupiza. Y en esa misma etapa todos los pilotos del equipo oficial de Honda eran penalizados con una hora por haber repostado durante una corta neutralización de la especial en la frontera entre Argentina y Bolivia. A partir de ese momento, Sunderland supo gestionar su ventaja, evitar los errores de navegación y las trampas en pista. La amenaza más persistente se evaporó a continuación con el abandono de Pablo Quintanilla, víctima de una ligera conmoción cerebral en San Juan. Al final, le acompaña en el segundo escalón del podio su compañero de equipo Matthias Walkner, que también termina el Dakar por primera vez en tres participaciones. La batalla por la tercera posición se libró el último día entre Gerard Farrés y Adrien Van Beveren. Al final, subía al podio el piloto español, representando a “la Roja” de Himoinsa y ofreciendo un triplete a las motos KTM, con 48 segundos de ventaja.

Quads: la confirmación de Karyakin

No eran pocos los pretendientes a la victoria final entre los 37 competidores de la salida de Asunción, lo que contribuyó, sin duda alguna, a una carrera desenfrenada en la primera parte. Se fueron sucediendo a la cabeza de la general el brasileño Marcelo Medeiros, el argentino Pablo Copetti, el chileno Ignacio Casale, el ruso Sergey Karyakin y el francés y novato Simon Vitse. Al mismo tiempo, pilotos de cuadriciclo de referencia, como Machacek o Nosiglia, se veían obligados a abandonar, mientras que Rafal Sonik perdía poco a poco de vista los primeros puestos. El ambicioso Karyakin, cuarto el año pasado, se encontró la vía libre y se hizo con las riendas de la carrera en la 7ª etapa, que conservaría hasta el final, lidiando con la doble amenaza que representaba el sorprendente Axel Dutrie y el antiguo campeón Ignacio Casale. El Dakar quedaba sentenciado en el trayecto Chilecito – San Juan, cuando tan solo 10 minutos separaban a los tres pilotos. Ahí Karyakin dejó patente su autoridad frente a sus rivales.

Camiones: el retorno de Kamaz

Gerard de Rooy, con su Iveco de largo morro, no ha logrado repetir la hazaña del año pasado. El piloto holandés puede jactarse, sin embargo, de haber rubricado dos victorias de etapa y de haberse colocado al frente de la general durante 2 jornadas a mitad de carera. Resulta innegable su tenacidad frente a la adversidad. Sin embargo, la carrera se ha visto dominada por los Kamaz, que se adjudican 5 etapas y que colocan como mínimo un camión en el Top 3 de cada etapa, excepto en el galope inicial de 39 kilómetros en Paraguay… dominadores en las etapas, logran ocupar la cabeza de la general un total de seis veces, primero por Sotnikov y luego por Nikolaev, quien remata el dominio ruso con una nueva victoria final. De Rooy debe contentarse con un 3er puesto honorífico a 41'19'' de Eduard Nikolaev que repite su gesta de 2013, desterrando al olvido su 7º puesto de 2016. La segunda posición de Dmitry Sotnikov, en su 4º Dakar, sirve para demostrar que la marca tártara no anda escasa de recursos humanos.

Del manillar a los mandos

14/01/2017

Hace poco, Jordi Viladoms y David Casteu figuraban entre los primeros del Dakar. Los dos incluso han terminado el rally en segunda posición. Este año, cada uno tomaba las riendas de un equipo, Sherco, el francés, y KTM, el español.

Jordi Viladoms y David Casteu, provenientes del otro lado del escenario, cambiaban este año de traje. Los dos antiguos pilotos, con el traje de luces guardado, se convierten en directores de orquesta, uno en KTM y el otro para la escudería Sherco. Nos comentan sus impresiones. “Es agotador”, declara el francés y añade en broma: “Creo que el año que viene, ¡vuelvo a subirme a la moto!” Jordi, por su parte, ha descubierto la presión omnipresente. “Me he dado cuenta este año de que el Dakar es duro para todo el mundo y tal vez incluso más para las asistencias. Somos unos cuarenta en KTM con nuestros primos de Husqvarna. Menuda organización que gestionar y controlar”. David está totalmente de acuerdo: “Hay que gestionarlo todo, los mecánicos, los pilotos, los problemas técnicos… Todo el tiempo tenemos que adaptarnos a los cambios, improvisar, hacer que salgan los camiones y los vehículos de asistencia en el momento adecuado… El estrés es permanente. Cuando competía me olvidaba de todo eso en cuanto me subía a la moto. Ya solo me centraba en mi carrera. Ahora no tiene nada que ver…”. Viladoms no olvidará nunca esta nueva experiencia con la victoria de Sam Sunderland. “Lo más complicado”, añade el piloto catalán. “es dominar el reglamento para no cometer errores estratégicos. Cuando tienes pilotos que dan lo mejor de ellos mismos y que están luchando por la victoria, no puedes costarles tiempo por un error de gestión”. ¡Qué Jordi se quede tranquilo, ni Sunderland ni Walkner pueden tener ninguna queja!

Mejor de lo esperado

14/01/2017

Toomas Triisa, que no osaba soñar con un podio, se adjudica la categoría “malle-moto”. Miel sobre hojuelas, el piloto estonio consigue la 30ª posición en la general.

La noche de la segunda etapa entre Resistencia y San Miguel de Tucumán, Toomas Triisa se sentía frustrado. 47º de la etapa, 49º en la general, el piloto estonio se quejaba del calor y de una pista demasiado rápida en la que había tenido dificultades. “Era incluso peligroso”, soltaba al llegar al vivac argentino. No sabía entonces que Marc Coma había aderezado aún más el resto del recorrido. Arena, fuera de pista, navegación… Vamos, todo un regalito para los pilotos amateurs en busca de aventura y de desafíos. Toomas, inscrito este año en “malle-moto”, encontró rápidamente su velocidad de crucero para subir en la clasificación general e instalarse en el primer puesto de la categoría. Y ya no lo soltó. El piloto estonio sucede así al desafortunado Jürgen van den Gorbergh. El piloto holandés tuvo que tirar la toalla antes de llegar a Bolivia.

Leandro Torres: todo por el UTV

14/01/2017

Leandro Torres, que llegaba el año pasado para probar, logra este año imponerse en la recién creada categoría UTV.

No hay que hacer caso al aire casi malhumorado de Leandro Torres. Este rechoncho brasileño ha ganado la categoría UTV, desenlace casi normal, teniendo en cuenta lo bien que lo había preparado todo. No rezuma ni triunfalismo ni exuberancia. ¡Y hay una razón para ello! “Llegamos al Dakar 2016 para hacer pruebas. Entender, ver cómo se portaba el vehículo y cómo reaccionábamos nosotros a nivel físico y mental… Vimos que el Dakar es claramente una odisea, algo fuera de lo normal. Hemos analizado todo y hemos venido este año para ganar”. Objetivo alcanzado con cierto brío, puesto que el número 251 logra imponerse con una ventaja de 4 horas 42 minutos y 34 segundos sobre el segundo, el chino Wang Fujiang. Ha dominado la prueba de cabo a rabo, con tres victorias de etapa y una larga estancia en la cabeza de la clasificación, desde la 5ª etapa hasta la meta final en Río Cuarto. Aunque la irrupción de Torres en el Dakar se preparó bien, hace años que el piloto se había convertido en precursor de la causa de los UTV: “En mi primera carrera en Brasil, éramos 4. Dos años más tarde ya había 33. Vamos a asistir al mismo fenómeno en el Dakar, seguro”.

Misión cumplida

14/01/2017

Contratado por Toyota para partir a la búsqueda de la victoria en la categoría T2, Christian Lavieille ha cumplido perfectamente la misión que se le había confiado. Junto con Jean-Pierre Garcin, el piloto francés finaliza la prueba sin cometer ningún error.

Un Dakar sin problemas no es muy frecuente. Sin embargo, eso es lo que ha vivido este año Christian Lavieille. “El único incidente que debemos deplorar ha sido una llanta rota en un tramo fuera de pista”, comenta el piloto del Toyota núm. 327. Aparte de este cambio de rueda, hemos completado los 9 000 kilómetros del recorrido sin ningún escollo. Ni siquiera hemos tenido que sacar ni una vez las planchas”. Diez años después de su victoria en el Campeonato del Mundo, Lavieille se adjudica la victoria del Dakar en categoría T2, la reservada a los vehículos de serie. Una categoría tan exigente como la de los prototipos. “Se conduce de forma diferente porque los coches son más pesados y menos potentes, pero es igual de complicado”, asegura Christian. El piloto francés comparte el éxito con su compañero de equipo, Jean-Pierre Garcin, irreprochable en la navegación, así como con todo el equipo de Toyota, como es evidente. “La clave de una victoria en el Dakar es un coche fiable y bien preparado”, recuerda. Y eso precisamente era lo que tenía el duo Lavieille-Garcin que partía en busca de su 23ª posición en la general.

Primera victoria para Sunderland, Peterhansel ya no lleva la cuenta

14/01/2017

Sam Sunderland gana en Buenos Aires su primer Dakar en su tercera participación y permite a KTM conservar el trofeo en casa. Stéphane Peterhansel conserva su corona al volante de un Peugeot intratable para seguir escribiendo un nuevo capítulo en la historia del Dakar.

En el punto de mira…

La última etapa, con tan solo 64 kilómetros de especial y ninguna dificultad particular, parecía una simple formalidad antes de iniciar el largo enlace de más de 700 km hacia la ceremonia del podio en Buenos Aires. Un último reto para los supervivientes del Dakar que entran en la capital argentina con estatus de auténticos héroes.



Lo esencial

Adrien Van Beveren y Gerard Farrés fueron los últimos que se jugaban su posición, en el podio final de motos, al inicio de la última especial. A lo largo de esta corta especial, los dos pilotos dieron todo gas, para al final neutralizarse logrando exactamente el mismo tiempo. La historia recordará que el francés se declaró ganador de la especial, mientras que Sam Sunderland saboreaba, por su parte, la culminación de toda una carrera en rally-raid: su primera victoria en el Dakar, con 27 años, delante de su compañero de equipo Matthias Walkner. En quads, Ignacio Casale se adjudicaba el último esprint, mientras que Sergey Karyakin se alzaba campeón de la categoría para celebrar su primera victoria en Buenos Aires. Se trata de una sensación que conoce muy bien Stéphane Peterhansel, que, por su parte, brindará con champán por 13ª vez al término de dos semanas de pugna feroz con Sébastien Loeb, que sumaba su 5ª victoria de especial hoy. El piloto de Alsacia se acerca aún más este año a su compañero de equipo, pero asiste impotente, de nuevo, al dominio del amo de la disciplina. En camiones, Eduard Nikolaev ondea los colores de Kamaz, logrando su segundo título en Sudamérica, delante de su compañero de equipo Dmitry Sotnikov.



La actuación

En su primer Dakar, Conrad Rautenbach realiza una prestación impecable. El novato sudafricano logra entrar en el Top 10 en cinco especiales e incluso termina quinto en la última en Río Cuarto y sin cometer el más mínimo error. Al final, consigue así una excelente novena posición en la general al llegar a Buenos Aires con su Toyota. Un piloto al que habrá que seguir de cerca en el futuro…



Un duro revés

Adrien Van Beveren recibía anoche un duro revés al enterarse que había sido penalizado con un minuto por la dirección de la carrera por exceso de velocidad durante la etapa 11. El francés había atacado al máximo para lograr recuperar su puesto en el podio general frente a Gerard Farrés y lograba sacar al piloto de KTM 12 segundos, antes de sufrir la penalización. La diferencia entre ambos pilotos aumentaba de nuevo a 48 segundos antes del esprint final. Sin embargo, el piloto oficial de Yamaha no ha podido hacer nada…



El dato

Stéphane Peterhansel ya había entrado en la historia del Dakar al poseer simultáneamente el récord de victorias en motos (6) y en autos (6). Sin embargo, el “Sr. Dakar” no se sacia nunca y, una vez más, ha sabido encontrar los recursos necesarios para resistir al aumento en potencia de Sébastien Loeb y rubricar su 13ª victoria en la general del Dakar. Una cifra impresionante, sobre todo si se compara con los 7 títulos de Michael Schumacher, las 9 coronas de Valentino Rossi o los 9 campeonatos de WRC de su compañero de equipo Sébastien Loeb…



La reacción

Sam Sunderland:

“Increíble. Cuando he cruzado la meta, me he emocionado. Llevar todo el peso de la carrera sobre los hombros durante más de una semana es una carga tremenda. Es el primer Dakar que termino y finalizo en primera posición, es de locos. Estoy sin palabras.”

Nikolaev imperial

14/01/2017

Eduard Nikolaev confirma su dominio en el final del rally con una nueva victoria hoy, que ya no necesitaba para ganar su segundo Dakar. Su compañero de equipo Dmitry Sotnikov completa el doblete para Kamaz en la general.

Despres ofrece un triplete a Peugeot

14/01/2017

Detrás del duo intratable de Stéphane Peterhansel / Sébastien Loeb, Cyril Despres finaliza un excelente Dakar y termina en la tercera posición de la general, ¡permitiendo a Peugeot hacer triplete!

Nikolaev quiere terminar por todo lo alto

14/01/2017

Eduard Nikolaev quiere poner el broche de oro a su segunda victoria en el Dakar ganando la última especial. El piloto de Kamaz pasa por el CP1 a la cabeza con una ventaja de 22 segundos sobre su compañero de equipo Airat Mardeev.

De Villiers tercero

14/01/2017

Giniel de Villiers se adjudica el tercer puesto de la última especial y el quinto de la general detrás de su compañero de equipo Nani Roma.









 

Patrocinadores

Diffusores TV oficiales