EL DAKAR SE COMPROMETE CON LA SEGURIDAD

La seguridad de los corredores, del público y de las personas acreditadas es la mayor preocupación de los organizadores. Al igual que cualquier otra aventura deportiva extrema, el Dakar conlleva riesgos. La organización hace cuanto está en sus manos para minimizarlos al máximo. Cada año se revisan todos los protocolos vinculados a la seguridad con el fin de mejorarlos.

El itinerario de la carrera y de las asistencias identificado en el roadbook es el único recorrido abierto y validado por el equipo de apertura. En todo momento, gracias al sistema Iritrack, el Puesto de Coordinación (PC) de la carrera conoce la posición de cada vehículo y puede ponerse en contacto con él por teléfono satelital. En caso de parada brusca o posición anormal del vehículo, el sistema Iritrack envía inmediatamente una alarma al PC de la carrera, que procede a llamar al competidor. Si no responde, el personal de socorro se dirige al punto en el que se encuentra el competidor.

El Puesto de Coordinación Operativa (PCO) ha de entenderse como una torre de control del rally. He aquí alguna información básica:

  • 35 personas son movilizadas las 24h del día;
  • El PCO recibe toda la información del rally (Iritrack, balizas, comunicaciones por radio…);
  • Además del PCO desplegado sobre el terreno, existe un centro de coordinación paralelo en París;
  • Se organizan sesiones de seguridad y simulacros antes del rally con las autoridades peruvianas.
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO

Asimismo, el Dakar cuenta con un servicio médico de primer órden:

  • 60 personas integran el equipo médico;
  • El dispositivo incluye helicópteros y vehículos a pie de pista, algunos de ellos medicalizados;
  • Un hospital de campaña equipado con material de urgencias de primerísima calidad;
  • Traslado en helicóptero hacia los centros hospitalarios más cercanos en un brevísimo espacio de tiempo.
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO

Seguridad vial:

Todos los conductores de vehículos (competidores o no) acreditados en el Dakar deberán firmar una carta, un compromiso de buen comportamiento, antes del inicio de la carrera. El respeto de las normas de circulación vigentes en los diferentes países es una obligación absoluta. La velocidad se controla de forma permanente a través de los datos registrados por el GPS de los competidores para valorar posibles sanciones. Asimismo, las fuerzas policiales se encargan de realizar controles de velocidad.

Las zonas de espectadores:

9.000 policías, gendarmes y militares garantizarán la seguridad del público y del rally. El Dakar es un evento de gran popularidad en América del Sur (4 millones de espectadores en 2018). Se habilitarán zonas para espectadores protegidas y vigiladas por las fuerzas de seguridad del país para garantizar la seguridad de los espectadores. Se crearán cerca de 30 zonas seguras para espectadores en la edición 2019. La ubicación de las zonas para espectadores se hará pública tres días antes de la etapa en el sitio web oficial y a través de las redes sociales.

© ASO
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO
© ASO

Se realiza, con mucha antelación, una campaña de prevención a escala masiva (prensa escrita, radio, televisión, vallas publicitarias) con objeto de informar al público sobre el comportamiento que ha de observarse durante el evento.

Asimismo, el Dakar se ha asociado con el Automóvil Club Peruano, que se encargará de transmitir las distintas consignas de seguridad a través de sus canales de comunicación. Además, desplegará un autobús educativo en la Feria Dakar con un circuito para explicar a los niños las normas básicas en materia de seguridad vial.

Síguenos

Recibe información exclusiva del Dakar

By browsing this site, you accept the use of Cookies in order to offer to you an advertising tailored to your interests, and to perform traffic statistics.

To find out more