El Dakar, mundo de aventuras y de superación personal, se ve impulsado desde su creación por la voluntad de tender puentes entre los pueblos. La solidaridad se expresó a través de acciones humanitarias en África y luego encaró nuevos retos en Sudamérica. Cada año se reevalúan y se adoptan medidas para mejorar la seguridad, la protección del medio ambiente y del patrimonio cultural. Para la edición 2019, el Dakar retoma este compromiso y se plasma en la práctica a través de las modalidades definidas en colaboración con las autoridades peruanas.

Medio ambiente

UN EVENTO ECORRESPONSABLE

Un trazado concebido en colaboración con las autoridades locales en cada país. Clasificación selectiva y programa de tratamiento de desechos con las autoridades locales. 100 toneladas de desechos recogidos y reciclados en los campamentos, 58 de ellas procedentes de los «Puntos Verdes». Organización de visitas guiadas de los campamentos en colaboración con las autoridades locales y destinadas a poblaciones y niños desfavorecidos.

Seguridad

SEGURIDAD: LA MAYOR PREOCUPACIÓN

La seguridad de los corredores, del público y de las personas acreditadas es la mayor preocupación de los organizadores.
Al igual que cualquier aventura deportiva extrema, el Dakar conlleva riesgos.
La organización pone todo en marcha para limitarlos al máximo.
Cada año se revisan todos los procesos ligados a la seguridad, con el fin de optimizarlos.

Solidaridad

1 MILLÓN DE DÓLARES PARA UN TECHO

Con « Un Techo », la acción se dirige al ámbito de la vivienda de emergencia. Por octavo año consecutivo, el Dakar aporta su apoyo a esta asociación que tiene iniciativas de envergadura. Sucederá lo mismo en el 2019.

Síguenos

Recibe información exclusiva del Dakar

By browsing this site, you accept the use of Cookies in order to offer to you an advertising tailored to your interests, and to perform traffic statistics.