Atasco en el cañón

14 enero 2019 - 08:00 [GMT -5]

En la meta de la sexta etapa, Camelia Liparoti no logra ocultar su enfado. Y no porque haya roto una barra de dirección de su Yamaha YZR1000 R en la primera parte de la especial, sino porque ha tenido que esperar dos horas en la entrada de un cañón, bloqueada por el percance de un rival que ha tenido la nefasta idea de dar una vuelta de campana con su coche. “Ya el año pasado este cañón planteó problemas,” apunta la italiana. “Es muy estrecho y en cuanto alguien tiene un problema se atasca. Era un tramo sin dificultad, no entiendo cómo le ha podido pasar.” Fruto del atasco, Camelia ha tenido que terminar la etapa con la luz de los faros. Por suerte, desde que abandonó la categoría de quads para rodar en cuatro ruedas, la piloto, que disputa su 11º Dakar, no está sola en el habitáculo. Este año Camelia Liparoti comparte su SxS con Rosa Romero Font, la mujer de Nani Roma. Un equipo cien por cien femenino que da lecciones a más de uno. “Ha sido una bonita experiencia, me ha encantado compartir la carrera con alguien. Personalmente he aprendido mucho con este nuevo formato. Es menos físico que el quad y más fino de pilotar. He disfrutado de lo lindo en las dunas. Esta mañana, antes de romper la barra, hemos adelantado a una treintena de coches. La única pega es que rodamos en stock y la mecánica no es tan fiable como la de un prototipo.” 38ª de la general a falta de cuatro etapas, las dos mujeres aún no han pronunciado su última palabra. “Todo el mundo tiene problemas este año,” insiste Camelia. “La carrera aún no ha terminado.”

Síguenos

Recibe información exclusiva del Dakar

By browsing this site, you accept the use of Cookies in order to offer to you an advertising tailored to your interests, and to perform traffic statistics.