Dakar

Adrien van Beveren: “Tenía claro que quería volver a Merzouga”

Tras una sexta posición en la clasificación general del Dakar en su primera participación, seguido de una tercera victoria en el Enduropale de El Touquet, se oye mucho hablar de Adrien van Beveren en el mundo del rally raid. Para el piloto galo, todo empezaba el año pasado en el Rally de Merzouga, donde descubría la disciplina motivado y eficaz (sexto en la general, ganador de la última especial). Del 21 al 27 de mayo, volverá a Marruecos como favorito, junto con sus compañeros de Yamaha, Helder Rodrigues y el vigente campeón Alessandro Botturi. En cualquier caso, entre los cuarenta pilotos inscritos en la prueba del Dakar Series con Marc Coma como director (65 en total, incluidos quads y SSV), Van Beveren volverá a medirse contra el eslovaco Stefan Svitko, segundo en el último Dakar.

    El Rally de Merzouga vuelve a aparecer en el calendario de competición de Adrien van Beveren en 2016. Será una ocasión para rememorar buenos recuerdos…
    Me encantó el Rally de Merzouga. Empezaba en la disciplina y todo fue muy bien. Las etapas fueron variadas, había mucha arena, que es lo que más me gusta. Tenía claro que quería regresar a Merzouga. Ya estoy preparando el próximo Dakar y esta cita es fundamental.
     
    Tras su primera experiencia en el Dakar, ¿qué aprendió en el Rally de Merzouga?
    Es un rally difícil porque más allá de los tramos de arena y dunas, también hay pistas muy técnicas, en ocasiones en malas condiciones. Hay que estar siempre muy atento y, además, las distancias son muy largas y son muchas las etapas las que se siguen. Es muy importante sumar kilómetros en competición. La navegación también era complicada. En ocasiones las pistas son difíciles de encontrar. Por último me parece una prueba muy completa que me permitió estar preparado para Sudamérica.
     
    Tras los resultados cosechados, apuntarás aún más alto este año…
    Todavía me queda mucho por aprender, así que no quiero quemar etapas. Me he acostumbrado a ganar carreras. Es estupendo y es la razón por la que me levanto todas las mañanas. Sin embargo, no voy a apuntar a la victoria en el Rally de Merzouga. Mi objetivo no es ir más rápido que el año pasado, sino adaptar mi ritmo a la navegación, con el objetivo de cometer los menos errores posibles. El año pasado, me salté un way-point, por lo que me vi penalizado con una sanción de una hora. Puede que eso me costara la victoria, aunque el rally se lo juega uno en todo momento. En cualquier momento se puede sufrir una caída, una avería u otro contratiempo.

    Laia Sanz 15ª ¡y esto no acaba aquí!

    La piloto catalana es asidua a los buenos puestos y candidata a todo. Pese a haber vivido un Dakar movidito, termina en 15ª posición. Una auténtica proeza.

      En Rosario, vemos en su rostro una sonrisa de oreja a oreja, pero hace dos días, en San Juan, era una mueca de dolor. Laia Sanz termina mucho mejor de lo que pensaba. “No hubiera apostado por este resultado”, comenta después de pasar por el podio. “He cambiado de moto, de equipo y este Dakar ha sido diferente, pero muy duro”. La mejor de las mujeres, que ya no es una sorpresa, ha hecho lo que hace siempre. Novena en la pasada edición, finaliza 15ª este año. Pero, ¿son resultados realmente comparables? “En la segunda mitad del Dakar, tuve problemas después de sufrir una dura caída al atravesar un río. Y las dos últimas etapas las he tenido que recorrer llena de contusiones y con la clavícula derecha bastante tocada. Y luego una angina. Además, el Dakar ha sido mucho más rápido este año. No he podido usar mi baza de la navegación. En primer lugar, porque la etapa más propicia, la de Fiambalá, fue acortada. Ese día perdí mucho, porque no figuraba entre las 12 motos a las que se les dejó su tiempo. Y, además, no pude sacar mucho tiempo durante la primera semana, muy de rally y no tan de Dakar. Pero estoy muy contenta. Es un buen resultado. Encajo muy bien en mi nuevo equipo, en KTM. Está muy bien para mí y para lo que sigue”.

      Kevin Benavides mejor debutante y favorito del público

      En el Top 5 en su primera participación, el piloto argentino ha dejado huella y ha sabido gestionar la presión popular al final de la carrera. Ese es el precio del éxito que tendrá que pagar el favorito en los próximos Dakares.

        Para su primer Dakar, el joven piloto de Salta no se esperaba esto. Terminar cuarto a 54'47'' del ganador, es una entrada en materia poco común. Con una victoria de etapa, segundo en tres ocasiones y una posición nunca por encima del 7º puesto en la general, el piloto del equipo Honda South America ha dejado una honda impresión y fija el listón para su continuación. También ha generado un gran entusiasmo nacional, añadiendo el fervor hacia la categoría motos a la locura que desatan los Patronelli en quads, de la mejor forma posible. Y eso es lo que ha sorprendido al motorista: “He tenido una segunda semana difícil, porque la gente no paraba de contactarme. No solo los medios, sino también mis amigos, mis conocidos. Y todo eso genera presión. Se duerme peor. Cuesta concentrarse. Voy a tener que gestionar eso mejor. En una carrera en la que dormir bien es primordial, resulta fundamental”. Kevin Benavides ya empieza a mirar más allá de su sensacional estreno. Y el público argentino espera impaciente.

        Hirvonen delante de Loeb: ¡sí, sí es posible!

        Se trata de un duelo esperado, aunque pocos hubieran apostado por una victoria de Mikko Hirvonen contra Sébastien Loeb.

          Se esperaba el duelo, pero pocos hubieran apostado por una victoria de Mikko Hirvonen contra Sebastien Loeb. Pese a verse desprovisto de un título en el Mundial de Rally a manos de Loeb en cuatro ocasiones, se podría decir que el piloto finlandés ha resultado ser el mejor alumno de la promoción de los recién llegados al Dakar 2016. Si la velocidad del nueve veces campeón del mundo le permite imponerse como el ganador más importante de etapas del año (cuatro, incluida la última, delante de Hirvonen), su ejemplar regularidad, una marca de fábrica ya en el rally tradicional, lleva a Hirvonen al pie del podio final (4º). El interesado confirma el diagnóstico: “He logrado evitar los errores y eso es lo que nos ha subido a un puesto tan alto en la clasificación. Porque sé que los errores pueden costar muy caro. Dicho esto, aún me queda mucho por aprender, cuando veo lo que es capaz de hacer alguien como Nasser Al Attiyah, por ejemplo”. El aprendizaje claramente rápido de Hirvonen, asociado a la labor de copiloto de Michel Périn con su Mini, le convence de que debe perseverar para conseguir un día este gran título: “Lo que he vivido es fantástico y estoy muy contento con mi resultado en esta primera participación. Haré todo lo posible para regresar, si se puede”.

          Categoría “Malles Moto” para Van den Goorbergh

          Cumpliendo su objetivo, Jürgen Van der Goorbergh consigue este año ganar la categoría “Malles Moto” (motos sin asistencia). Toda una victoria que el piloto de KTM se ha labrado con disciplina y aplicación.

            Para Jürgen Van den Goorbergh, el Dakar es una segunda piel. “Cuando realizas un buen resultado, vuelves para superar el reto de volverlo hacer igual de bien”, comenta el antiguo piloto de Grandes Premios de motociclismo que cuenta ya con seis participaciones en su haber. “Y cuando las cosas han ido mal, regresas para no quedarte con un mal recuerdo”. Este año, el holandés, con Dakares en moto, pero también en coche y en camión a sus espaldas, cosecha un buen resultado. Jürgen, 31º en la general, se adjudica la famosa categoría “Malles Moto” de la que forman parte los pilotos sin asistencia. El año pasado, se clasificaba segundo detrás del sueco Thomas Berglund. “Es un piloto increíble”, recuerda. “Incluso sin él la carrera no ha sido fácil. En la primera semana, las diferencias se lograban por un minuto o dos. Estábamos en pistas rápidas, sin navegación… No era muy interesante, aunque el clima nos hizo sufrir. Empecé a marcar la diferencia después de la jornada de descanso. Me gusta cuando las cosas se ponen complicadas y técnicas y la segunda semana supuso una auténtica criba, aunque en ocasiones se hayan visto acortadas las especiales. He sabido encontrar un buen ritmo, ni demasiado rápido, ni demasiado lento”. En la meta final en Rosario, el piloto de KTM está contento de haber terminado. “Aunque uno esté preparado, correr sin asistencia es toda una prueba”, comenta. “Además, las tres jornadas en Bolivia a gran altitud me han dejado agotado”.



            [an error occurred while processing this directive]



            Sigue el Dakar con Total Sigue el Elf Trophy


            Patrocinadores

            • SpeedAgro
            • BF Goodrich
            • Honda
            • iveco
            • Karcher
            • Toyota
            • Monroe
            • Mota
            • Wega
            • Banco Mercantil Santa Cruz
            • Entel
            • Personal
            • Samsung
            • Fox Sports
            • Cadena 3
            • Infobae

             
             
            [an error occurred while processing this directive]