Dakar

La ascensión meteórica de Ignacio Casale

Salvo que se alineen los astros en su contra, se convertirá esta tarde-noche en el primer chileno en ganar el Dakar y su popularidad ya se ha extendido como la pólvora entre el gran público en el transcurso de esta edición que se adjudica hoy. El joven piloto de 27 años ha dominado la categoría de quads tras haber participado con buena nota en camiones y motos. Le queda un desafío por delante: participar en la categoría de coches e inscribir su nombre con letras de oro en la historia de la prueba como uno de sus pilotos más completos.

    Para este Dakar 2014 había anunciado que atacaría sin piedad desde el mismo momento en que pusiera el pie en Chile. Fue un pequeño error de cálculo, porque antes de salir del tramo boliviano ya era líder de la general tras haberse embolsado tres victorias de etapa que resultaron ser decisivas desde el primer momento. Ignacio Casale tiene un punto de seguridad en sí mismo que puede llegar a sorprender. Con voz sosegada y una mirada penetrante, anuncia unos objetivos claros y pone toda la carne en el asador para hacerlos realidad. Su corto historial en el Dakar ya cuenta con todos los elementos de una madurez deportiva insólita.

    En el marco de una competición diseñada en un principio para otras latitudes según otros códigos, Casale está escribiendo una historia asombrosa, digna de las grandes sagas de la prueba. Participó de forma bastante anónima en el Dakar de 2010 junto a su padre en un camión T4 y obtuvo la 26º posición. Después participó en motos en 2011 y consiguió llegar a la meta de Buenos Aires en el 40º puesto. Repitió entonces lo que viene pregonando desde el principio: pretende hacer el Dakar en todas las categorías sin demorarse lo más mínimo.

    En el transcurso de esta hazaña nunca vista para un piloto tan joven, el chileno parece querer prolongar su actuación en la categoría de quads. Esta tercera participación consecutiva supone su apoteosis en el Dakar. Desde la entrada en Chile, el vivac prácticamente se convierte en su club de fans. “Es agradable”, comenta por la tarde en Antofagasta. “En vez de hacerme perder el norte, la verdad es que me da mucha energía”. Se presta solícito a las numerosas peticiones fotográficas de quienes visitan el campamento con la seguridad de una estrella en ciernes en el panorama del motor. Con gafas negras y situado estratégicamente justo delante de la tienda de turismo chileno, Ignacio Casale parece dominar de forma innata el noble arte de la comunicación. Claro está, se gana día a día un lugar mayor en el corazón de sus compatriotas, que descubren en él a un nuevo astro deportivo digno de un amor similar al que profesan por Francisco ‘Chaleco' López.

    Ahora bien, lo que llama la atención de Casale, aparte de esa seguridad aplastante, es su capacidad para afrontar los problemas uno a uno. En El Salvador (nueva victoria de etapa), tiene muy doloridas las manos y las muñecas: “Cada vez me duele más. La presión que hay que aplicar de continuo sobre el manillar del quad me provoca un dolor tremendo”. La solución técnica o médica ya está fuera de su alcance, por lo que Ignacio Casale aprovecha para plantearse su siguiente objetivo. “En principio, el año que viene me paso a coches. Es el momento, no puedo seguir así”. En buena forma física, con una determinación de hierro e inmune a la presión, Casale tiene ese no sé qué que hace que los grandes deportistas se conviertan en atletas excepcionales.

      Los fotos de ayer

      fotos
      últimas fotos








      patrocinadores

      • Macro
      • Total
      • Speed Agro
      • EDOX
      • elf
      • Honda
      • Karcher
      • Michelin
      • Mitsubishi-Motors
      • Red Bull
      • Sodexo
      • Fox Sports
      • Cadena 3
      • ADN
      • Futuro
      • La Tercera
      • France Info
      • Maindru

      comunidad

       
       
      [an error occurred while processing this directive]